miércoles, 2 de julio de 2008

Entrevista a Proyectil Fetal para el “Pèsol negre” (publicación libertaria de la Catalunya central)

Aborto y Anarquismo- un acercamiento

- Cual es la legislación que hay en Argentina en cuanto al aborto?

La ley es distinta en casos de abortos naturales, producto de una violación,... o en casos de abortos voluntarios?
En Argentina el aborto es ilegal. La ley establece penas tanto para la mujer que se lo practica como para quien realiza el procedimiento (artículos 85, 86, 87 y 88 del Código Penal). La misma ley estable dos causas de excepción a estas penas: cuando el aborto se practica para "evitar un peligro para la vida o la salud" de la mujer o si el embarazo proviene de una violación de "una mujer idiota o demente" (artículo 86, incisos 1º y 2º del Código Penal).
http://www.derechoalaborto.org.ar/legis.htm
El aborto esta penalizado en un artículo del código penal de la nación.
El Art. 88 dice "será reprimida con prisión de uno a cuatro años, la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer no es punible."
Como tampoco esta penado el aborto que se produce en los casos de fecundación asistida o tratamientos de fertilidad, donde se eliminan clínicamente varios de los óvulos fecundados medicamente, porque claro es un negocio! Por una laguna de la ley, no se considera que eso sea aborto.
En una página muy interesante encontramos esta información que paso a mostrarte acá:
Aborto y política
Para quienes hayan venido leyendo Terra Incógnita II, supongo que no resultará un secreto que yo estoy a favor de la despenalización del aborto. No obstante, como este post no es en defensa de mis ideas al respecto, me limitaré a decir que opino que es un asunto de mujeres.
En Argentina el aborto es ilegal desde la sanción del Código Penal en 1887. No sé si las leyes anteriores lo consideraban un delito, pero supongo que sí. Los artículos referentes al aborto fueron reformados varias veces, la última de las cuales tuvo lugar en 1984. El artículo 86, que es a la postre el más importante, data de 1922. A continuación trascribo el texto en vigencia en el Código Penal sobre el aborto (lo encontré en este link):
Artículo 85: El que causare un aborto será reprimido:1. Con reclusión o prisión de tres a diez años, si obrare sin consentimiento de la mujer. Esta pena podrá elevarse hasta quince años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer.2. Con reclusión o prisión de uno a cuatro años, si obrare con consentimiento de la mujer. El máximum de la pena se elevará a seis años, si el hecho fuere seguido de la muerte de la mujer.Artículo 86: Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo.El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible:1. Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios;2. Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto.Artículo 87: Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de la paciente fuere notorio o le constare.Artículo 88: Será reprimida con prisión de uno a cuatro años, la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer no es punible.
Conviene leer con mucha atención las palabras del inciso 2 del artículo 86. Tradicionalmente se consideró que éste establecía que en los casos de embarazos frutos de una violación a una mujer “idiota o demente”, el aborto no era punible. Pero desde hace unos años, ha surgido un grupo de juristas que consideran que el término “violación” es usado en el inciso 2 en forma general, y que el término “atentado al pudor” es el que se aplica únicamente a las embarazadas. Ergo, el inciso 2 del artículo 86 del Código Penal permite los abortos a los embarazos fruto de cualquier violación, no solo a una mujer “idiota o demente”.
Mi opinión personal sobre esa discusión es que probablemente los legisladores de 1922 pensaban únicamente en las violaciones a mujeres “idiotas o dementes”, no en todas las violaciones. Pero si ellos fueron tan imbéciles como para dejar un resquicio en el texto para permitir que no se penalicen los abortos a mujeres violadas, no hay por qué desaprovecharlo.
Lamentablemente, incluso en los casos en que no se discutía que la mujer embarazada estaba en las dos situaciones previstas claramente en el artículo 86, por correr riesgo su vida o por ser ella “idiota o demente”, los médicos no se atrevieron a practicar el aborto por las suyas, permitiendo la intervención innecesaria de la Justicia. Esta judicialización de los abortos no punibles llevó al Ministerio de Salud a elaborar un protocolo para asegurar que los hospitales públicos practiquen los abortos no punibles sin solicitar autorización judicial, como deberían haber hecho desde el principio. Después de todo, ¿en qué país serio hace falta pedir permiso a un juez para aplicar una ley?”
http://terraincognita3.wordpress.com/category/gines-gonzalez-garcia/
Todos estos dichos arriba entrecomillados son de nuestro ex ministro de Salud, Gines.

- Que opciones tiene una mujer en el momento en que decide abortar de forma voluntaria?
Puede practicarse un aborto en una clínica clandestina sin ningún control. Los precios oscilan de los 100 a los 1000 dólares, siendo un salario mínimo oficialmente de 300 dólares.
También puede intentar intervenirse ella con agujas de coser, apios, o demás cosas, provocándose un aborto espontaneo.
También encontramos esta información:
"En la Argentina la primera causa de muerte materna es el aborto. La hospitalización por aborto se ha incrementado en el país en un 57% desde 1995 a 2000 (ultima medición oficial) y el 40 % de ellas corresponde a menores de 20 años. Se infiere que se producen entre 450.000 y 500.000 abortos por año. El legrado post-aborto es la segunda causa de hospitalización de mujeres en edad fértil en la Argentina. Complicaciones como hemorragias, infecciones, o perforaciones de órganos son muy frecuentes.” Según la Dirección Nacional de Salud Materno Infantil.Las mujeres que mueren por prácticas clandestinas son cada vez más jóvenes y de sectores muy pobres de nuestra sociedad, ya que las que tienen medios económicos se realizan abortos en buenas condiciones sanitarias y con personal competente, que cobra jugosas sumas por sus servicios. "http://www.rimaweb.com.ar/aborto/camp-nac28sep.html
Además, para quienes tienen la info, puede conseguir, casi clandestinamente, Misoprostol (el nombre de la droga) u Oxaprost (la marca del fármaco), e intentar provocarse un aborto espontáneo. Con esa droga en ningún caso la vida de la madre o su integridad física esta en juego. El medicamente cuesta 100 pesos argentinos 30 dólares aprox. Pero no es de venta libre. Es menester entonces conseguir una receta médica, y/o un amigo farmacéutico que te lo venda. Asimismo, su aplicación no es tan sencilla, y puede fallar. Sin embargo, esta droga no tiene riesgo de perforación de útero. Si sale mal, solo sentiste dolor pero no hay riesgo de muerte, funciona con una o varias grandes contracciones

- En tu caso personal, cual fue el proceso que seguiste para llevarlo adelante?
Mi ginecóloga consiguió una médica ginecóloga abortista clandestina, que junto a un cardiólogo y a una médica clínica me atendió por un método muy moderno por aspiración. Mi mama y mi compañero lo pagaron a medias, costo alrededor de 700 dólares. La calidad fue excelente, no tuve ni secuelas y salí caminando de la clínica al día siguiente fui a trabajar, estaba perfecta. Pero la clandestinidad, el sentirme una criminal, tener que esconderme (la medica tenia dos salas, una donde te hacia el aborto, otra donde te atendía- por precaución), y la medica que era una mercenaria, una mercader llena de botox, colágeno y cirugías plásticas, haciéndome chistes de mal gusto sobre la edad de mi compañero (7 menos que yo- sin ningún profesionalismo dijo “A mi también me gustan jovencitos), todo eso fue una experiencia desgarradora por la cual mas de una vez me pregunte si podría volver a pasar. No me arrepiento en lo mas mínimo de mi aborto, fue una decisión buena tomada con mucha conciencia y basada en la generosidad de no traer una vida mas, muy pensada. Pero las condiciones en la que tuve que hacerlo, las mejores del mercado sin embargo, fueron terribles.

- Como viviste el proceso en el ámbito emocional, teniendo en cuenta que es una practica ilegal en Argentina (con todo lo que socialmente esto conlleva)?
Tenía 25 años. Y me estaba yendo de mi casa. Casi no tuve herramientas para asimilarlo. Mi madre repetía la palabra “aborto” como quien dice “homicidio”. Me sentía mal. El feminismo me ayudo mucho a poder sentir que fue un acto de amor y responsabilidad no haber tenido a esa bebe. Mis médicas apoyaron en todo momento, y mas allá de sus creencias, ambas católicas, jamás me juzgaron, de hecho una no puede tener hijxs y la otra tardó hasta los 40 años en embarazarse. Pero se manejaron de manera ejemplar, siempre priorizando mi decisión y mi deseo. Fue muy difícil. También esconderse, esconder que la panza crecía, frente a mis alumnos (daba clases de ingles en empresas) justificar mis ausencias, mentir todo el tiempo. Algunas amigas me juzgaron duramente porque ellas no podían tener o les había costado mucho. Mi compañero acompañó todo lo que podía para su edad, lo mismo que mi ex compañero anterior, que es mi amigo hoy y en ese momento también. Con mi padre y mi hermano nunca hable del tema. Se que mi familia piensa que tenia que pagar un precio por mi error. Así lo piensan y por eso pudiendo poner todo el dinero ellos (nuestra situación económica con mi compañero era mala), nos hicieron pagar una parte a nosotros, recuerdo las palabras de mi madre “Algo tenés que pagar vos”. Volver a la sexualidad fue complicado también, una sexualidad sin miedo, y también la penetración porque estaba preocupada con que no sentía nada, la aspiración dilata los músculos vaginales y les toma un tiempo volver a su estado normal. Me deprimí mucho, y sentí culpa, cosa que en general no siento nunca porque no fue criada en el catolicismo. Y la paranoia de que nunca más iba a poder tener hijos, paranoia que hoy no me acompaña porque no me interesa tenerlos, es mas preferiría ser infértil. Todavía hoy me acompaña el ruido de la “aspiradora” con la que te “limpian” el útero. Puedo escucharlo, porque la anestesia, por mi seguridad, era muy leve. No me dolió nada corporal. Con el tiempo fui conociendo otro tipo de mujeres que habían tenido más de un aborto, o que me permitían hablar de esta experiencia con total naturalidad y tranquilidad, como hablo hoy.

- En Argentina, que luchas hay (tanto individuales como por parte de grupos u organizaciones) en relación al aborto?
Esta la campaña por el derecho al aborto:
http://www.derechoalaborto.org.ar/
Esta es la lucha oficial de las feministas que ratifican y hacen más fuerte al Estado. En los años que llevan haciendo lobby politico no han logrado ningún avance más que su propia promoción como políticas o miembros de ONG.
En general, lo que intentan es mostrarle al Gobierno lo que ya se sabe: las mujeres están todas de acuerdo, o en su gran mayoría, con el derecho a decidir sobre el propio cuerpo, incluyendo el derecho al aborto.
Las encuestas de apoyo salen hasta en los medios masivos. Con lo cual no se explica porque siguen juntando firmas, en folios que prolijamente entregan al Ministerio de Salud, o a los legisladores.
También la izquierda se lleva su tajada. Formo en su momento parte de esta misma campaña, y aunque se diferencia por su crítica al gobierno, sus métodos autoritarios y/o sectarios son también inconducentes. Lo han visto, históricamente, como un buen nicho de mercado para captar nuevas militantes para la lucha principal, es decir la toma del Estado para establecer una dictadura del proletariado, en el mejor de los casos.
A nivel de activistas sueltas, llamémoslas así, ha habido iniciativas, por ejemplo el colectivo De Boca en Boca o Mujeres Libres en Argentina, que hicieron folletos informativos sobre el uso del Oxaprost/Misoprostol, o llegaron incluso a tejer redes de apoyo para aquellas que se practicaron un aborto casero con esta sustancia.
La cuestión del aborto legal, gratuito, seguro y de los anticonceptivos y la información sobre sexualidad se encuentra en la agenda del feminismo tanto institucional, como autónomo y el de izquierda; pero siempre desde un enfoque que no cuestiona, sino fortalece, la intervención del Estado sobre las decisiones individuales y la vida de las mujeres. En muchos casos, canalizan la rebeldía y el descontento popular, que podría ser utilizado tanto para iniciativas de lucha individual o autónoma, como para insurrección, y llevan ese descontento hacia un lugar donde finalmente no se logra nada.

- Cual es tu visión/opinión personal sobre el tema del aborto?
Proyectil Fetal esta a favor del derecho de toda individualidad a decidir y tomar decisiones sobre su propio cuerpo, cualquiera sea la decisión.
No creemos que las mujeres tengan embarazos no deseados solo por ignorancia, sino por un dispositivo anterior, que pretendemos socavar, que esta relacionado, cuando no es el mismo, con la heterosexualidad obligatoria, la heteronormatividad, y la división sexual en el capitalismo en varones y mujeres.
Sin desconocer la realidad social que se expresa en las cifras anteriormente mencionadas, Proyectil Fetal cree que debido al factor de peso de la Iglesia Católica, por un lado, sumado a los intereses económicos de la gestión de la ilegalidad del aborto, se explica el fracaso de las políticas pro aborto realizadas por el feminismo institucional de cual antes hablamos.
Desde nuestra óptica, no consideramos que haya que mendigarle derechos al Estado. Más aun, este diálogo con el Estado reclamándole que legisle y controle nuestras existencias, lo legitima como interlocutor válido, e invisibilidad el hecho de que el Estado todo es una construcción improcedente que esta ahí para someternos.
Hasta altura del milenio, sabemos que la letra de la ley ni garantiza ni protege sino que controla, crea y promueve ilegalidades de manera sistemática. En ese sentido, la ley, como demostramos mas arriba con los textos citados, ya deja un intersticio por donde las mujeres podríamos estar abortando. Lo que impide que abortemos no es la carencia de una ley en si misma, sino un sistema todo, económico, social, político, y los dispositivos en las mentes de quienes tienen que realizar los abortos, es decir el estamento médico, brazo armado del capitalismo, y del Estado. Ha habido casos donde no era necesario un permiso legal para que un hospital público le practique un aborto a alguien comprendido en las leyes arriba mencionadas. Sin embargo, los médicos se han negado aduciendo desde convicciones religiosas, por otro lado irrefutables, hasta la posibilidad de verse involucrados en juicios posteriores.
Si Proyectil Fetal tuviera algo así como una agenda y/o plataforma, la lucha de la mujer, como identidad solida, específica, objetiva, e inobjetable, no formaría parte de ella; no por desinterés hacia las mujeres, sino porque creemos que el paso es previo. Deshaciendo los géneros, los imperativos de poder médico jurídico y económico, se establecerían nuevas posibilidades de interacción entre las corporalidades que entre otras cosas no redundarían en embarazos no deseados.
La lucha por derechos, sean de las mujeres o de los varones, o de las clases, está entrampada en los presupuestos liberales e iluministas que, como hemos visto, que incluso con las mejores intenciones, no han hecho mas que aumentar en las ultimas décadas, la mortandad por hambre, guerras, miseria, exterminio y abortos clandestinos de embarazos no deseados.
Hay grupos anarquistas, por ejemplo el grupo Libertad, que desde sus publicaciones, desgraciadamente, y basados no sé en que principio eugenésico, están en contra de la posibilidad de que las mujeres decidan sobre sus cuerpos, en materia de aborto.
Por último, quisiéramos destacar que Proyectil Fetal no pretende estar en todo y tener una opinión sobre todo. El aborto no es nuestro tema de análisis, y como no creemos en la cuestión principal y la cuestión secundaria tan cara al marxismo y al socialismo autoritario, no sentimos vergüenza de que así sea.

post publicado en www.proyectilfetal.blogspot.com

2 comentarios:

okupadosenlonuestro dijo...

un gran abrazo..frternal..muy buena la entrevista..muy bueno el blog..y toda l ainformacion..
nosotros los tenemos agragados en nuestro fotolog..y difundimos su material..

somos alertaradiocombate ..un gran abrazo fraterno..

www.fotolog.com/alertaradio

http://www.myspace.com/alertaradiocombate

okupadosenlonuestro dijo...

un gran abrazo..frternal..muy buena la entrevista..muy bueno el blog..y toda l ainformacion..
nosotros los tenemos agragados en nuestro fotolog..y difundimos su material..

somos alertaradiocombate ..un gran abrazo fraterno..

www.fotolog.com/alertaradio

http://www.myspace.com/alertaradiocombate

A organizar la Resistencia!!!

A organizar la Resistencia!!!
¡Libertad y Anarkía!